domingo, 22 de mayo de 2011

Soneto del Fin del Mundo



Molaba mogollón la vaina, cuates,
mas el mundo no anduvo aún al choto—
Oí a mi madre: “¡Qué pinche alboroto!
Acá las tortas con sus aguacates”.

Éramos cien mil broders, mis primates:
Hoy horchata y mañana ni un poroto
ni trucha, aleros, guacha un terremoto,
que nos cacha con morra en los mecates.

Pintaba macanuda la charada
mas la matraca se nos vino abajo
con un sanseacabó. Puntilla dada.

Lo chanante devino en agua y ajo.
Era burda de fino, y ahora es nada,
parceros, que hasta Dios dijo: me rajo.

[Soneto en paniberospanglish por Aurelio Asiain, Mael Aglaia, Alan Mills, Javier Raya, Pedro Poitevin, Juan Luis Mora y Ezequiel Zaidenwerg.]

.

2 comentarios :

  1. No tengo la menor idea de que significa el 65% de las palabras empleadas. Pero igual no le entiendo a buena parte de lo que dice el poeta López, Jaime, e igual me late.

    Saludos, broder macanudo...espero que eso en algún otro contexto signifique algo diferente a lo mexicano, porque si no, ya valió ve.

    ResponderEliminar

mis tres lectores opinan: