jueves, 22 de abril de 2010

Variación gargarina sobre un tema de San Juan de la Cruz

Seña umbrosa instalando la tormenta,
mas no en la zona donde un rayo anida,
visible en claro, a sazón herida
ciervo, de luz trenzada cornamenta.

El arma que su frente örnamenta
codicia un cazador, y arremetida,
que de torpe saeta dio perdida
no viendo flor de sangre en la osamenta.

Hállala el cazador bajo la flecha
y la nocturna luz de su figura
le informa su ya hermosura deshecha;

Ruega a una diosa con nubil bravura
que eleve el ciervo al jardín constelado:
ciervo será, mas ciervo vulnerado

2 comentarios :

  1. =P

    Cuando leí el título, me pregunté qué sería aquello de "gargarina" y no voy a negar que me sonreí con el par de versos finales, (tras la "develación") mugre Raya.
    Jaja.


    Oye, si me permites el comentario (manque no me lo permita) siento que se atropella este verso:

    le informa su ya hermosura deshecha;


    Hállala el cazador bajo la flecha
    y la nocturna luz de su figura
    le informa su ya hermosura deshecha;

    ***

    Hállala el cazador bajo la flecha
    y la nocturna luz de su figura
    le informa su hermosura ya deshecha;


    Bueno... eso creo.

    Me gusta... la respiración, la melodía, el tono que conserva, de inmediato lo asocié con el Cántico (cabe la posibilidad de que mi asosición sea errónea, por supuesto)

    Bonitas imágenes, el poema inicia maravillosamente... mi favorito:

    Seña umbrosa instalando la tormenta,
    mas no en la zona donde un rayo anida,
    visible en claro, a sazón herida
    ciervo, de luz trenzada cornamenta.

    Yep yep... disfrutable. Se agradece el momento.

    Rox.

    ResponderEliminar

mis tres lectores opinan: